Las 10 tendencias estrella del fitness para ponerte en forma en 2018

> Artículos > Las 10 tendencias estrella del fitness para ponerte en forma en 2018

2017 llegó a su fin y en el horizonte aparecen los propósitos de año nuevo. Uno de los más perseguidos es volver a ponerse en forma tras los atracones navideños, abrazando una rutina y estilo de vida saludables que nos permitan afrontar el resto del año con energía y buen tono.

Para conseguirlo, muchos optan por pasar por el gimnasio y ponerse en manos de un profesional capaz de guiar con éxito el proceso. Aunque también está la opción de practicar deporte en casa o en el exterior en compañía de amigos.

Lo importante es elegir la alternativa que mejor se adapte a nuestras necesidades y, claro está, echarle un poco de voluntad al asunto.

Existen diversas tendencias emergentes en el mundo del fitness de las que seguro vamos a oír hablar mucho el año próximo, y que la ACSM (siglas en inglés del Colegio Americano de Medicina del Deporte) acaba de recopilar tras un amplio sondeo.

¿Quieres saber qué es lo que se va “a llevar” en 2018 en lo que a actividad física se refiere? Te contamos cuáles son 10 de esas principales tendencias que triunfarán en breve para ponernos en forma de manera eficaz y disfrutando del deporte.

  • HIIT (Entrenamiento de intervalo de alta intensidad). Es el tipo de entrenamiento top con vistas a 2018. Se trata de intercalar ráfagas de ejercicio a un ritmo más intenso con otras de recuperación donde la actividad es más lenta, y puede contar con el uso de máquinas especificas, como las ciclos indoor. Las sesiones suelen ser cortas (entre media hora y cuarenta y cinco minutos), por lo que es ideal si dispones de poco tiempo. Eso sí: es imprescindible contar con la ayuda de un profesional que nos guíe, ya que en este tipo de entrenamiento es frecuente que se generen lesiones si no se realiza adecuadamente.
  • Entrenamiento en grupo. También cada vez más solicitado. Está diseñado para ser altamente efectivo físicamente a la vez que potencia la motivación y la superación. Estamos ante una alternativa muy interesante para ir mejorando día a día, ya que funciona mediante objetivos.
  • Tecnología wearable. Una tendencia que cada vez están adoptando más gimnasios, y que incorpora el uso de la tecnología para monitorizar resultados a través de relojes inteligentes, medidores de actividad y otros dispositivos.
  • Entrenamiento con peso corporal. Mucho más que simples flexiones. Este entrenamiento hace uso únicamente de la gravedad y nuestro propio cuerpo para potenciar el desarrollo muscular y adquirir fuerza y un buen físico.
  • Entrenamiento de fuerza. ¿Quieres conseguir resultados? El típico entrenamiento de fuerza con pesas nunca falla y siempre cuenta con multitud de adeptos. Con el apoyo de un buen profesional, incluso puede ser mucho más divertido de lo que piensas.
  • Yoga. Se trata de una disciplina que rara vez pasa de moda y muy a tener en cuenta por sus beneficios, tanto para mantenernos en forma como para aliviar problemas de salud, como por ejemplo los dolores de espalda. Además, gracias a la cantidad de tutoriales y guías disponibles, puede practicarse fácilmente también en casa.
  • Entrenamiento personal. Si lo que quieres es conseguir resultados pero según tus necesidades y a tu ritmo, buscar un buen personal trainer puede ser la mejor opción.

¿Cuál es la mejor hora para hacer deporte?

  • Ejercicio y pérdida de peso. Se trata de combinar un plan de alimentación con una rutina específica de ejercicios orientados a lograr que el usuario pierda peso a buen ritmo. Imprescindible ponernos en manos de un profesional que nos guíe adecuadamente.
  • Actividades al aire libre. Las posibilidades son muchas: senderismo, escalada, ciclismo, piragüismo… Si lo tuyo no es estar entre cuatro paredes, cualquiera de estas actividades te vendrá muy bien para ponerte en forma.
  • Foam Rollers o rodillos para trabajar la flexibilidad y la movilidad. Cada vez más en auge. Su uso es semi-terapeútico, ya que proporciona una especie de masaje que ayuda a mejorar la circulación y corregir ciertos problemas musculares.

Por supuesto, también podemos optar por entrenamientos más básicos en un principio e ir adecuando la actividad a desarrollar a nuestro ritmo.

Lo importante es ser constantes y, en caso de tener dudas o si no se ha hecho ejercicio físico con anterioridad, contar con un profesional que nos asesore a fin de no contraer lesiones ni dañar nuestra salud. Al fin y al cabo, la actividad física está para mejorar nuestra vida, no para complicarla.

Leer Más