Cómo el Big Data puede ayudar a luchar contra el cambio climático

> Artículos > Cómo el Big Data puede ayudar a luchar contra el cambio climático

Aunque el cambio climático lleva años preocupando a un buen número de la población no ha sido hasta ahora que este fenómeno ha atraído la atención generalizada de medios, gobiernos y ciudadanos. Los efectos adversos del cambio climático se dejan sentir en todas partes. Ya es innegable que los niveles del mar están aumentando y que gran parte de los glaciares se están derritiendo.

Las ciudades están experimentando inundaciones recurrentes y la deforestación va en aumento año tras año. Los niveles mundiales del mar aumentarán de tal manera que los expertos predicen que para tan solo 2060, existirán 1.400 millones refugiados climáticos. Personas que deberán dejar sus ciudades porque están corren el riesgo de desaparecer bajo las aguas.

El cambio climático tiene implicaciones de amplio alcance que incluyen finanzas y seguridad. Por ejemplo, Weather Analytics, una compañía que proporciona datos climáticos, estima que el 33% del PIB mundial se ve afectado por el clima. Los efectos adversos de calamidades naturales como tornados, tsunamis, incendios forestales y huracanes están bien documentados.

Big Data y cambio climático

No hace falta decir que sin grandes datos y análisis predictivos, las políticas o planes sobre el cambio climático reducirán mucho su eficacia. Gracias al Big Data la lucha del cambio climático podría ser mejor calculada y analizada

  • El cálculo de la cantidad de emisiones de carbono que se deben controlar en todo el mundo será especificada de manera más exacta. . Un corte de emisiones inadecuado significa un calentamiento global en aumento, enfermedades y otros problemas. A través de la tecnología del Big Data se podrá contar con una base de datos más potente y funcional.
  • Dado que los glaciares se están derritiendo más rápido que nunca, los niveles del mar están aumentando. Esto pone a las áreas costeras especialmente en gran riesgo. El análisis y predicciones precisas realizadas a través del Big Data no dejarán dudas ante el tiempo de acción. Estos datos exactos podrían permitir que pasos cada vez más necesarios como la reubicación de viviendas o la planificación de la rehabilitación se hagan a su debido tiempo.
  • Los cambios ambientales y los desequilibrios ecológicos en todo el mundo podrían pasar desapercibidos en gran medida. A menos que se proporcionen perspectivas basadas en datos actualizados. Es importante poder comparar y rastrear los cambios ambientales y ecológicos a lo largo del tiempo con los datos. Y el Big Data es la herramienta perfecta con la que poder llevar a cabo esto.

De esta manera desde varias partes el mundo, ya son muchos los especialistas del sector que están orientando su trabajo hacia formas en las que el Big Data pueda ayudar con este el cambio climático.

Ideas y proyectos

En línea con esto surgió Data for Accion Climate. La propuesta que aúna a Un Global Pulse, la iniciativa de innovación en big data de las Naciones Unidas y a Western Digital Corporation, líder global en soluciones y tecnologías de almacenamiento de datos, pretende emplear la ciencia de los datos y el big data del sector privado para luchar contra el cambio climático.

Como Robert Kirkpatrick, Director de UN Global Pulse afirma, “promover acciones eficaces para el cambio climático no sólo requiere datos relativos al clima, sino también información integral sobre el comportamiento humano”.

¿Qué puedo hacer para parar el cambio climático? Empieza por estas 13 cosas

Por ello añade que,“el big data puede ofrecer una respuesta dinámica acerca de la manera en que las comunidades afectan y se ven afectadas por el sistema climático, y permiten innovar para mejorar la sostenibilidad y la capacidad de recuperación. Dichos datos proceden principalmente de las compañías, como las que participarán en el reto ‘Data for Climate Action’”.

La iniciativa tiene como objetivo generar trabajos de investigación originales y herramientas que demuestren cómo la innovación orientada a los datos pueda aportar información a las soluciones sobre el terreno y transformar los esfuerzos para combatir el cambio climático.

Entre las propuestas más destacadas cabe resaltar la investigación elaborada por la Universidad de Berkeley y el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático de México. Dicho proyecto, que se hizo con el primer premio, emplea el Big Data para proponer mejoras en la electromovilidad en la Ciudad de México.

Tendencias en Big Data para 2018

A partir de 50 millones de entradas de datos, este proyecto ha analizado los patrones de movilidad y sociales de la ciudad para proponer rutas optimizadas de electromovilidad, así como un plan de desarrollo de la infraestructura necesaria para llevarlo a cabo.

Otras ideas de cómo el Big Data puede ayudar a frenar el cambio climático pasan por el desarrollo de predicciones y alivio de las inundaciones de carreteras, un sistema de monitorización de ecosistemas o el estudio del impacto de la contaminación del aire en los hábitos de consumo.

Esta última propuesta ha sido realizada por los investigadores de la Universidad de Yale quienes han llevado a cabo un cruce de datos relativos a las transacciones de tarjetas de débito y crédito de BBVA en comercios españoles entre 2014 y 2016, con datos atmosféricos de Earth Networks.

El estudió demostró el hallazgo de una correlación inversa entre polución y consumo. En total, el análisis desveló que los consumidores españoles gastan entre 25 y 41 millones de euros menos en los días en los que la contaminación por ozono es un 10% mayor de lo habitual.

Una serie de investigaciones y propuestas que están demostrando como el acceso a una amplia cantidad de datos que proporcional el Big Data– anónima y segura- acelera la cantidad de ideas y el desarrollo de algoritmos predictivos que permite la consecución de soluciones más precisas contra el cambio climático.

Leer Más