10 trucos infalibles para forzarte a gastar menos dinero

> Artículos > 10 trucos infalibles para forzarte a gastar menos dinero

El mayor enemigo del ahorro son nuestros impulsos. Muchas veces cuando gastamos dinero tendemos a hacerlo de manera automática, dejándonos llevar por nuestras emociones y sin pensar realmente en lo que estamos haciendo.

Por ello, una de las claves para ahorrar dinero está en poner barreras entre el gasto y tú, dándote tiempo a ser consciente de que estás realizando la compra y a tomar la decisión racional de no hacerlo.

5 retos de ahorro de 30 días para mejorar tu situación financiera rápido

Hoy te traemos una serie de trucos para forzarte a no gastar dinero. Se tratan de medidas que puedes tomar para que el gasto deje de ser tan automático, pensándotelo dos veces antes de hacerlo:

  • Abrete una cuenta de ahorros y emergencias separada: Es importante que no tengas todo tu dinero en un mismo lugar. Pese a que sepas que parte de ese dinero son tus ahorros, la tentación de coger un poco prestado será demasiado grande. En cambio, guárdalo en cuentas distintas; hacer una transferencia es demasiado laborioso y poco inmediato, y probablemente optes por renunciar al gasto.
  • Aplaza tus compras: En el caso de grandes gastos espera siempre entre 24 y 48 horas antes de realizar la compra, dándote tiempo a preguntar si realmente lo necesitas. Para las compras a corto plazo una buena táctica es parar y pensar en qué harías si un desconocido te ofreciera elegir gratis entre el producto que vas a comprar y el dinero que vale; si eliges el dinero ya sabes que no lo quieres/necesitas tanto y que ya tienes lo que preferirías tener.
  • Usa herramientas para frenar tus compras online: Las plataformas ecommerce son un verdadero enemigo para el ahorrador. Una buena táctica para dejar de gastarte tanto dinero en compras online es identificar cuándo tiendes a hacerlo, ¿eres más propenso después de comer, por la noche antes de irte a dormir o en fines de semana? Después usa una extensión como o LeechBlock para bloquear el acceso a las páginas que sueles visitar en el horario en el que eres más propenso a gastar.
  • Cancela tus suscripciones: Si no conoces el producto en primer lugar no tendrás la tentación de comprártelo. Cancela todas tus suscripciones y así evitarás ver todas esos productos que tanto quieres en tu bandeja de entrada todos los días.
  • Desasocia tu tarjeta de las plataformas de ecommerce: Es importante que tu tarjeta no esté guardada en las páginas de compra online. Si comprar es tan sencillo como hacer un simple click te será mucho más difícil resistirte a hacerlo. En cambio si tienes que coger la tarjeta e introducir todos tus datos tal vez te lo pienses dos veces.
  • Prueba a pagar solo en efectivo: Si pagas en efectivo no solo podrás imponerte un límite físico (solo podrás gastar lo que llevas encima) sino que además serás más consciente de que estás gastando tu dinero si lo ves desaparecer. Esto es aún más eficaz si usas el método 6 sobres para ahorrar.
  • Comparte tu plan de ahorro con otra persona: Cuéntales cuáles son tus metas y cada semana comparte tu progreso. Si sientes la presión de otra persona – ya sea un amigo, compañero, familiar o asesor – te motivarás a cumplir tus objetivos.
  • Automatiza el ahorro o la inversión: Si has decidido que ahorrarás cierta cantidad de dinero al mes para tu jubilación programa una transferencia automática todos los meses para que no tengas ni que pensar en hacerlo.
  • Cuenta tus transacciones diarias: Si eres consciente de todo lo que gastas probablemente te sea más fácil cambiarlo; al final del día haz un recuento para ver cuantas transacciones has hecho y propónte reducirlo cada día un poco más. Con el tiempo hacer las mínimas transacciones posibles se habrá convertido en un hábito.
  • Date una recompensa cada 6 meses: Es importante que no odies tu hábito del ahorro; tienes que concebirlo como algo que te beneficia, no que te daña. Por ello, es clave que no dejes de disfrutar de las cosas que te gustan por completo. Cada 6 meses recompénsate por el esfuerzo que has hecho, gastando sin arrepentirte ya que estaba planeado dentro de tu presupuesto.

Vía | themuse

Leer Más