Combate tu esencia improductiva

MAn sleeping on the couch just all flung about

Hola a todos, deseo que estén teniendo una excelente semana. Hoy quiero hablar un poco del principal enemigo de tu efectividad personal: Tú mismo.

Aunque quieras buscarle muchas justificaciones, nadie tiene la culpa de ser improductivo más que tú mismo.

Esto ocurre porque la principal batalla que tenemos que lidiar en todo momento es contra las decisiones que tomamos, y en este sentido yo me imagino siempre al diablito gordito sentado en nuestro hombro izquierdo y hablándonos bajito al oído que quiere que nos vayamos por la tarea más fácil.

Definitivamente cuando se trata de hacer, ¿qué es lo que casi siempre vamos a elegir? Pues sí, lo que más nos guste y lo que implique menos esfuerzo. Es cuando visualizo al diablito hablándonos al oído.

Dice Paco Alcaide que la disciplina es hacer aquello que tenemos que hacer aunque no tengamos deseos de hacerlo.

Entonces, la única forma de combatir al diablito o vencer al mal hábito de la ineficacia productiva es enfocarnos en lo que debemos hacer, tomando las decisiones más acertadas para ello.

Pero ¿cómo podemos lograrlo? Es muy simple, básicamente se trata de entender realmente lo que tenemos que hacer y para ello no basta solo tomar notas y hacer listas.

Necesitamos hacer un análisis profundo que nos permita saber a ciencia cierta qué de todo lo que tenemos que hacer nos trae mayores beneficios y aporta más a la actividad que desarrollamos.

Porque de nada sirve pasar tres horas archivando documentos si sabemos que su destino es la basura ¿me explico? Y aunque lo vean como un absurdo me ha tocado presenciar casos así.

Y es que es mucho más cómodo hacer algo que ocupa nuestro tiempo, pero no nos genera esfuerzo.

Entonces sabrás que lo que haces vale la pena cuando al hacerlo has necesitado esforzarte,   comprometerte y sentirte al menos un poquito “incómodo” con el proceso porque ha resultado ser un reto para ti.

Así las cosas, estarás en condición de combatir tu esencia improductiva en el momento en que tomes mejores decisiones, sepas exactamente qué te conviene hacer y tengas la motivación indicada para arrancar.

Nuevamente quiero reiterarte que de nada vale tener el mejor sistema productivo si lo “alimentamos” de puras actividades basura o si te sigues esforzando en lo que no aporta.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: La única forma de callar al “diablito de la improductividad” es hablando más fuerte que él. Así que no te dejes sorprender y procura tener hacer todo aquello que te permita desarrollar las tareas más importantes. No debe ser fácil, al contrario debe implicar esfuerzo.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Encontrado y Republicado por GAREY , Publicado originalmente en http://analisisrealista.com/combate-tu-esencia-improductiva/ Todos los derechos son del autor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario